Microdermoabrasión con punta de diamante

Es un tratamiento de exfoliación de la piel, no invasivo. Se trata de un micropeeling que va exfoliando la piel con diversas intensidades. A su vez limpia con un aspirador extrayendo las células ya exfoliadas. De esta forma la piel se va puliendo de forma gradual y por capas. Esta técnica se utiliza para pulir, reavivar, rejuvenecer y reparar la piel, se notan los cambios desde la primera sesión y es una preparación de cutis para otros tratamientos mejorando los futuros resultados de éstos.